Pautas sencillas y eficaces que facilitan el estudio de los hijos y el rendimiento

– Disponer de un espacio físico adecuado para realizar sus tareas diarias, sin elementos que puedan distraerlos (tv, radio, ruidos…)

Horario fijo de estudio, previamente establecido, incluyendo sus descansos correspondientes (cada 20-30 minutos de tareas, descansar 5 minutos)

– Las rutinas de trabajo deben ser claras, conocidas por el niño y predecibles, no se aconsejan las variaciones imprevistas.

– Es importante que también dispongan de tiempo para sus actividades lúdicas y de su interés.

– Es muy importante brindar apoyo al niño en los deberes (pruebas, tareas, trabajos…), revisándolos y aclarándoles las posibles dudas que surjan. En la medida de lo posible esta ayuda se irá retirando progresivamente, con la idea de crearles autonomía e independencia, de tal forma que aumente la confianza en sí mismo y su seguridad.

Reforzar los aciertos y las actitudes positivas de todo lo que tenga que ver con el ámbito escolar, en vez de castigar lo malo. (Se consigue mucho más reforzando lo positivo que castigando lo negativo, aunque nos cueste aplicarlo)

El castigo por sí mismo no crea hábitos ni desactiva las conductas desadaptadas. Es más recomendable retirar las recompensas en el caso de que el niño no cumpla con sus obligaciones y compromisos pactados. La constancia de la respuesta del adulto frente a la conducta del niño, es un punto clave en la adquisición de hábitos.

Frente a situaciones de fracaso escolar, no descalificar, ni castigar, antes de dialogar y premiar el esfuerzo realizado.

Para finalizar me gustaría recalcar que una vez decidamos fomentar estos hábitos en los niños, probablemente no consigamos una respuesta de ellos de forma inmediata, la paciencia y la persistencia serán nuestros aliados para que los cambios que consigamos se conviertan en hábitos y con “suerte” se generalicen en todos los ámbitos de acción del niño.

Deseo que estos consejos os sirvan de ayuda y consigan vuestros objetivos, ya que la educación de nuestros hijos es tarea de todos.

Saralley Doblas. Responsable del departamento de Psicopedagogía Infantil y Juvenil
del Gabinete de Psicología de Josefina Rodriguez Merino